Notas de Identidad



       * La Escuela Primaria Castelfranco basa sus estrategias en los objetivos de optimización permanente de la calidad educativa, siempre vinculada a la calidez, favoreciendo el entramado de vínculos imprescindibles a la hora de aprender que la caracteriza y la constituye.

Ligar nuestra cultura argentina a la italiana trabajando sobre los propios orígenes de cada uno es una forma de construir nuestra identidad a partir de saber quiénes somos, integrados a una visión global del mundo y de la vida.

*Nuestra Escuela estimula, desde distintos espacios, cada una de las inteligencias que conforman al ser humano en formación permanente, descubriendo así las capacidades individuales que se ponen de manifiesto en el accionar con otros en el aprender.

* Nos importa que los alumnos se sientan respetados, comprendidos, seguros y confiados. Los orientamos y trabajamos junto a ellos para que puedan descubrir sus fortalezas y debilidades. De este modo desarrollan a pleno las primeras y pueden superar las segundas.

* Respetamos los tiempos de trabajo de cada alumno tomándonos tiempo para conocer cuál es su modo de aprender, para brindarle las estrategias específicas que necesita. Recurrimos al uso de tareas diferenciadas para ejercitar y afianzar habilidades o contenidos.

     * Asumimos que la Escuela es la que debe asegurar el cumplimiento de los objetivos mínimos de aprendizaje en         cada área, por eso ofrecemos un servicio de Tutoría en todos los grados, que se concreta en un acompañamiento personalizado de cada alumno teniendo en cuenta su realidad académica.

*Un gran porcentaje de nuestro plantel docente posee nivel universitario, en permanente capacitación intra y extra institucional. Contamos con un sistema interno de evaluación contínua de desempeño docente.

La capacitación y formación docente contínua es un desafío insoslayable y ocupa un lugar prioritario porque pretendemos brindar a nuestros alumnos no sólo conocimientos actualizados, sino la suficiente apertura mental y el sentido crítico para aprender a aprender, asumiendo una actitud que les posibilite adaptarse al cambio de los tiempos.

* Propiciamos un sistema educativo en el que la evaluación forma parte de un proceso y es un instrumento que habla de lo que aprende el niño pero también de lo que enseña y cómo el maestro.

       *Una de las fortalezas de nuestro proyecto es el vínculo que se establece con cada una de las familias que componen la escuela, relación ligada al afecto y al respeto, para lograr un acompañamiento mutuo y necesario para el crecimiento y desarrollo de los alumnos.

La Escuela se consolida en la búsqueda de la excelencia pedagógica y en los vínculos personales que son necesarios e imprescindibles en todo quehacer educativo relevante y en toda institución abierta al medio y a las innovaciones didácticas.

Somos una escuela donde el alumno, en comunidad, es el centro y el eje de todos los aprendizajes. Estamos convencidos de que no existe un verdadero aprendizaje sin un vínculo de afecto. Cada uno de nuestros alumnos es talentoso, creemos en ellos porque nuestro fundamento pedagógico se basa en la teoría de las Inteligencias Múltiples.

       *Nuestro propósito fundamental es promover una formación sustentada en valores para que los niños desarrollen las destrezas y competencias necesarias a fin de desempeñarse en todos los ámbitos demostrando responsabilidad comunitaria, liderazgo positivo y capacidad para trabajar en equipo.

  • En Nuestro Proyecto Educativo Institucional la escuela se concibe como familia de alumnos, docentes y padres.

Alumnos y docentes integran una comunidad de indagación donde el aprendizaje es permanente. Escuela y familia describen una trama de relaciones en las que la educación no es solo un desafío sino un proceso de cambio y enriquecimiento personal y grupal, basado en la construcción de una comunicación honesta y frontal donde la familia se perfila como educadora primaria mientras la escuela acompaña y coadyuva.

  • Consideramos que la escuela primaria no es una carrera para ver lo rápido que un niño puede leer, escribir y contar. Se trata de una pequeña ventana de tiempo, para aprender y desarrollarse al ritmo que sea adecuado para cada niño en particular. ANTES NO ES MEJOR.